NOTAS

Súplicas de los trabajadores de la industria de la música en vivo

Súplicas de los trabajadores de la industria de la música en vivo

El negocio está 100% cerrado por la pandemia. Cortesía

Por Chris Ettgersen

Versión en castellano por Carlos Passage

Cali, Colombia | 13 de septiembre de 2020


En la noche del 12 de agosto, se instaló un escenario frente al Teatro Microsoft con capacidad para 7,100 personas en LA Live en Los Ángeles. No había nadie. Cuarenta y ocho mesas de banquete estaban vacías, mientras que un letrero en un podio cercano explicaba el simbolismo detrás del evento: cada una de las mesas estaba diseñada para representar 250,000 trabajadores del negocio de los eventos en vivo, para un total de 12 millones; este es el número estimado de profesionales que trabajan en la industria de las giras en U.S.

 

El evento, anunciado como "One Voice: Un día de acción en Los Ángeles", fue patrocinado por la Organización Nacional Independiente de Talentos (NITO), la Coalición de Eventos en Vivo y la Coalición de Eventos de California, todos los cuales están pidiendo al Congreso que aumente la ayuda a trabajadores de eventos en vivo que han sido despedidos durante la pandemia. Cuando una sucesión de oradores, incluido, sobre todo, el líder de Social Distortion, Mike Ness, subió al escenario, los trabajadores desempleados rodearon la cuadra, tocando bocinas y agitando carteles de apoyo.

 

"Era un escenario de eventos vacío para crear lo que es cuando los grandes eventos no tienen a nadie asistiendo", dijo Nadia Prescher, propietaria de la agencia de gestión Madison House, que ahora se desempeña como miembro fundador de NITO, organización sin ánimo de lucro formada por sociedades gestoras y agencias independientes tras la crisis.

 

"Lo que realmente estamos viendo es la naturaleza catastrófica de la pandemia. Vemos que otras empresas están avanzando así sea cojeando y tratan de arreglárselas, con un 50% abierto, un 70% abierto. Pero este negocio está 100% cerrado".

 

La manifestación llegó en un momento crítico para la industria de eventos en vivo, que ha sufrido despidos masivos desde marzo, cuando la pandemia resultó en un cierre generalizado de lugares y festivales en Estados Unidos y en el resto del mundo.  Muchos de los que perdieron sus empleos eran trabajadores de tiempo completo: solo en California, Nueva York y Tennessee, más de 23,000 eran empleados en compañías de promoción de conciertos, lugares y agencias. Se desconocen los millones de contratistas independientes.

 

Aproximadamente otros 1,000 trabajadores fueron despedidos la semana pasada en una nueva ronda de despidos de Live Nation, según conoció Billboard.

 

A medida que la pandemia se prolonga, y con el regreso de eventos en vivo a gran escala en 2020, e incluso en 2021, parecen cada vez menos probables, algunos de los despidos temporales se han convertido en recortes permanentes.  

 

A fines de mayo, StubHub anunció que de los 450 trabajadores que dejó de trabajar al comienzo de la pandemia, aproximadamente dos tercios de su fuerza laboral están camino a perder permanentemente sus trabajos.  

 

El Lincoln Center de Nueva York sufrió un golpe similar en junio cuando la organización se vio obligada a despedir permanentemente a 55 de los 200 empleados que dejaron de trabajar en marzo.  


Cirque du Soleil, que despidió temporalmente a 4,679 empleados en marzo, aproximadamente el 95% de su fuerza laboral global, anunció el despido permanente de 3,500 de esos trabajadores a fines de junio después de solicitar la protección por bancarrota.

 

Es probable que esa tendencia continúe mientras se prolongue el estancamiento en el Congreso en un nuevo paquete de ayuda para el coronavirus, una situación que ha dejado a las empresas de eventos en vivo, lugares y empleados con pocos recursos, pero con súplicas de acción cada vez más desesperadas.  

 

Una prioridad para estos grupos es lograr que la Ley RESTART del Senado, que establecería un sistema de préstamos a baja tasa garantizados por el gobierno federal para las pequeñas empresas afectadas por la pandemia, incluidos los locales de música, sea aprobada.

 

Según una encuesta rápida de la Academia de la Grabación realizada del 6 al 9 de agosto, el 71.6% de los miembros de la academia que respondieron a la encuesta estaban recibiendo el beneficio de $600 semanales del gobierno en el momento en que expiró.

 

Ahora que ese dinero se ha ido, las súplicas de los defensores de los músicos se han vuelto cada vez más desesperadas.

 

Hasta ahora, renovar el beneficio semanal de $600 parece no ser un comienzo para los republicanos del Senado liderados por Mitch McConnell, que han aplastado la Ley HEROES de los demócratas de la Cámara de Representantes que extendería los pagos de $600 hasta fines de enero de 2021.

 

En cambio, los republicanos han introducido su propia ayuda incluyendo proyectos de ley como la propuesta de $300 mil millones que ofrecería un beneficio de desempleo federal semanal de $300 hasta fines de este año. Pero ese proyecto de ley murió en el Senado el 10 de septiembre, casi acabando con las esperanzas de un nuevo paquete de ayuda antes de las elecciones de noviembre.

 

El 8 de agosto, Trump firmó una orden ejecutiva que proporciona $400 por semana en beneficios de desempleo, $300 de los cuales serían cubiertos por el gobierno federal y $100 por los estados.

Comentarios
https://www.cosmohits.com/SeccArtGen02/Articulo/3710-suplicas-de-los-trabajadores-de-la-industria-de-la-musica-en-vivo