NOTAS
“Calladitas no nos vemos más bonitas”, Myriam Montemayor
A la cantante no le importan las críticas ni las comparaciones. Cortesía

NTX

Ciudad de México, 13 de agosto de 2019


La cantante Myriam Montemayor asegura que luego de sufrir acoso laboral, decidió alzar la voz porque "las mujeres calladitas no nos vemos más bonitas".

La exacadémica aseguró en entrevista con Notimex que su carrera ha estado llena de obstáculos y problemas, sin embargo, ha logrado superarlos y convertirlos en aspectos positivos.

“El camino de la música es más complicado para las mujeres (...) yo soy una mujer que no se deja, han sido 17 años de resistencia y disciplina, pero vale la pena vivir las satisfacciones que te da esta carrera”, expresó Myriam.

Destacó que sufrió de acoso laboral hace siete años por parte de un productor, y decidió no quedarse callada porque los asuntos se solucionan hablando, y así ser un ejemplo para que las mujeres sean fuertes y reaccionen ante este tipo de problemas.

“Las mujeres nunca debemos permitir abusos, hay que alzar la voz, calladitas no nos vemos más bonitas, no permitan este tipo de conductas. Como artistas hay que cuidar nuestra imagen, pero también nuestra integridad. No puedes tomar a la ligera ningún tipo de abuso”.

La intérprete de Hasta el límite entiende que los golpes de la vida, son impulsos para seguir creciendo en lo laboral y personal, con ello defiende su personalidad en el medio artístico y agradece a su público todo el apoyo que le ha brindado. “Gracias a la gente estoy aquí, mi carrera está llena de bendiciones y satisfacciones”.

Luego de haber obtenido el primer lugar en el concurso “La Academia, primera generación” en el 2002, grabó su primer álbum titulado Una Mujer. Su talento ha sido alabado por artistas como Amanda Miguel, Edith Márquez y Angélica María.

Se considera una mujer fuerte, sentimental e intensa, defiende su carrera musical sin importar las críticas o comparaciones. Actualmente vive en plenitud su embarazo. 



Comentarios
http://www.cosmohits.com/SeccArtGen02/Articulo/2952